Viticultura ecológica

Hacienda Monasterio realiza un cultivo ecológico, certificado por
CAECIL (Consejo Agricultura Ecológica de Castilla y León)
La viticultura ecológica se centra fundamentalmente en la conexión con el medio, en el respeto de las leyes dictadas por la naturaleza. Se realizan prácticas agrícolas comprometidas, sin uso de herbicidas, pesticidas ni fertilizantes químicos, cuidando el entorno y su paisaje. De esta forma, se mantiene la actividad biológica de los suelos y se permite que la viña pueda expresar todo su potencial, su caracterización e identidad propia.

Para ello, usamos productos completamente naturales, como extractos de planta valeria, hipérico, milenrama, etc., buscando la autosuficiencia de las viñas, compostando materia orgánica (raspón, orujos, sarmientos…), usando cubiertas vegetales en busca del equilibrio de la planta y el entorno.

Todos los residuos del cultivo (orujos, restos de podas, escobajo, etc.) son compostados junto con estiércol de oveja y utilizados como fertilizantes para nuestros suelos, por lo que devolvemos al suelo lo que éste nos ha dado.

Observamos una mayor actividad biológica en nuestros suelos y una mayor resistencia de nuestras viñas a plagas y enfermedades.
El resultado final de este trabajo refleja una mayor honestidad e identidad en la calidad de los vinos de Hacienda Monasterio.